Pilinguiña

2 abril 2008

MI PRIMER DELITO

Filed under: Cuentos — Pilinguiña @ 8:12 pm

Había metido en mis bragas los dos cigarros que había sustraído de la cajetilla a mi padre, aprovechando que, mientras mamá recogía la mesa, estaba sola en el salón.

La idea nació cuando mi padre se dejó olvidado el mechero en el baño. En cuanto lo tuve en mis manos, busqué algo con que simular. Encontré un lápiz de ojos de mamá y representé, mirándome al espejo, que me lo fumaba. La emoción de fumarme un pitillín al estilo “estoy hecha una mujer fatal”, me llevó al primer delito de mi infancia.

Esa tarde, dejaría pasmadas a mis hermanas. Sería envidiada por mi valentía y arrojo.

En cuanto bajamos del coche, apreté la mano de mi hermana mayor y en voz muy bajita le dije:

-Tengo dos cigarros.

Ella, inquieta, y para compartir riesgos,  se lo dijo a su amiga, ésta, a mi segunda hermana, ésta,  a la tercera y así nos juntamos un séquito de “poco fiar”, de niñas de entre 5 a 10 años.

Escondidas, encendimos el primer cigarro. Todas tendrían que fumar, si no lo hacían, las probabilidades de salir indemnes de aquel delito eran mínimas. Obligamos a las pequeñas a dar por lo menos,  una chupadita.

Aunque era asqueroso y sabía fatal, las de 9 y 10 años  pusimos cara de “esto es lo mío, está buenísimo” intuyendo que para ser mayor, había que fingir y mentir sin pestañear.

Las pequeñas tosían mientras ponían caras de asco.

Disimulando inocentes,  disfrutamos de la tarde en el campo hasta que nos subimos al coche.

Cuando papá arrancó la pequeña de mis hermanas, interrumpió.

-Papá, ¿sabes qué?-

Dime cariño – dijo relajado mirando por el retrovisor.

-Que cuando estuvimos fumando a escondidas, todas echaron el humo por la boca, pero a mí se me ha quedado en la barriguita. ¡Me duele mucho!.

Mientras mirábamos llenas de rencor a la traidora, mi padre paraba el coche y yo me preparaba para lo que se me venía encima.

Recé sin poder evitar que al hacerlo mis labios se movieran.

La agudeza visual de mi madre,  hizo el resto. Me había delatado.

Necesitaba piedad, pero allí, solo hubo Justicia. 

 

PilinguiñaAjusticiada 

Anuncios

1 comentario »

  1. Hello everyone, it’s my first pay a quick visit at this site, and article is in fact fruitful designed for me, keep up posting these articles.

    Comentario por Jimmy — 29 julio 2013 @ 10:44 am | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: