Pilinguiña

10 mayo 2008

DEL COLESTEROL A LA CÓLERA

Filed under: Mujeres — Pilinguiña @ 11:36 am

He ido a ver al endocrino para comprobar el estado de las tontas de mis tiroides. Éstas, me ha dicho que están estupendas y lo cierto es que yo me encuentro de maravilla.

Pero hete ahí que, como dicen los viejos, es mejor no ir al médico que siempre te encuentran algo.

Ese algo, es colesterol alto, muy alto, altísimo.

El buen hombre que tiene voz de seminarista convencido, intentaba hacerme comprender lo importante que es no tener colesterol, “plantificándome” una dieta que no me permitiría comer nada más que lechuga y pollo.

-Tienes que comer sin grasas.

-Pero, doctor – protesté cariñosa – me encuentro de maravilla, estoy en mi peso- contesté poniendo cara de tontorrona.

-Tienes que comer sin grasas – insistía.

-Ya, bueno, es que trabajo todo el día – dije pensando en mi trabajo, mi blog y mis historias.

-Tienes que comer sin grasa – de nuevo,  erre que erre.

-Ya, bueno, es que se me queda la cara rechumida – dije convencida de que  me iba a decir que no me preocupara, que tampoco era para tanto.

-Tienes que comer sin grasa – continuó repitiendo y a mi me estaban empezando a dar ganas de gritarle. ¡Como me lo vuelva a repetir, dejará de preocuparse de mi colesterol para preocuparse de mi cólera!!

Con un poco de tonito comenté

-Ya, pero es que trabajo y no tengo tiempo…

-Tienes que comer sin grasas – repitió sin dejarme terminar.

A punto de dejarle allí y largarme dando un portazo, respiré profundo. Por un momento, dudé ¿lo estaría repitiendo en un intento de hipnotizarme? No podía ser. Necesitaba que me entendiera, era mi doctor, mi protector, mi motivador de la salud. Por ello, más tranquila aseveré:

-Verá doctor, le aseguro que nunca he estado mejor.

-Tienes que comer sin grasa – continuó el insaciable -¿fumas?

Ahí me han dado. Con la iglesia hemos topado. Claramente no estaba dispuesto a concederme ni un minuto de tregua, ni tener conmiseración conmigo.

-Sí, pero poco – dije mintiendo.

-Túmbate – solicitó con esa voz de ora pro novis -¿Ves estas lorzas de los costados?

-¿Lorzas? ¿Estaré soñando? ¿Cómo osa? ¿Lorzas yo?

-Ya, – dije nerviosa – pero es que algo de grasa hay que tener ¿no? – continué a punto de llorar intentando reconducir la conducta del grosero doctor que ni era seminarista, ni cristiano.

-Tienes que comer sin grasa – dijo de nuevo el talibán.

Me levanté dando por finalizada aquella visita. Él insatisfecho, cambió inmediatamente de táctica. No me iría sin un poco más de su medicina.

-Nos vemos dentro de un año y …  hablamos del tabaco.

Ahora sonreía como hiena satisfecha.

A la mierda, llevo tres días a ensaladas y pollo.

PilinguiñaADieta

Anuncios

9 comentarios »

  1. Ese médico es bueno, ¡es terco como una mula! No te preocupes Pilinguiña, que comer “a dieta” ya no es lo que era, se puede comer de fábula sin oler un frito ni de lejos, te lo digo yo que llevo mogollón de años así (por el hígado en mi caso). En realidad lo que más cuesta normalmente es deshabituarse al tabaco, las grasas al final ni te apetecen.

    A propósito de lorzas, existe toda una ciencia del análisis de las zonas con grasa en el cuerpo femenino: Lorzas (en los costados, conocidas en inglés como love handles), lomillos (creo que esas son las cartucheras, pero tengo que preguntar), paperitas (para las del culo), mollas (genérico para cualquier zona o múltiples zonas del cuerpo), etc. Algún día me pondré a hacer la recopilación de términos.

    Comentario por Eva-Noir — 10 mayo 2008 @ 8:17 pm | Responder

  2. Esas, esas, las de los costados son las que me han costado el disgusto.
    Hoy he ido a casa de unos amigos a comer. ¿y que tenían preparado? ¿Ensalada y pollo? pues no, jamón asado con toda su grasilla y cuerito frito.
    Me he metido una sobredosis de grasa, mientras me relamía pensando en mi querido doctorcito del alma.
    Esta noche a pan y agua.

    Comentario por Pilinguiña — 10 mayo 2008 @ 8:57 pm | Responder

  3. ¡ Cambia de médico ! YAAAAAAAAAAAA

    Comentario por Ernesto — 11 mayo 2008 @ 4:33 pm | Responder

  4. Yaaaaaa mismo:))

    Comentario por Pilinguiña — 11 mayo 2008 @ 7:34 pm | Responder

  5. ¡Y con lo rica que son las comidas con buena dosis de grasita!
    Me encantó conocer tu blog.

    Comentario por Catalina — 11 mayo 2008 @ 9:52 pm | Responder

  6. Catalina, un honor tenerte por aquí.

    Comentario por Pilinguiña — 11 mayo 2008 @ 10:05 pm | Responder

  7. ¡los jodíos médicos nunca dan buenas noticias! Aunque todos debemos asumir que con los años… van surgiendo ¡novedades en la salud!
    Cuidate el colesterol, para cuando venga el azúcar, los huesos y todos esos males que nos están esperando.

    Comentario por irma6 — 12 mayo 2008 @ 9:45 pm | Responder

  8. No sé por qué la gente le tiene tanto pánico a las comidas sin grasas… Hay un montón de platos riquísimos y más sanos que la fritanga jejeje. Yo creo que el secreto está en comer un poco de todo: sin pasarse pero sin olvidarse de disfrutar 😉 Ánimo, ya verás como no es tan duro!

    Comentario por Mar e Lúa — 13 mayo 2008 @ 1:26 pm | Responder

  9. A mi irma6, gracias por recordarme que comienzo a estar en la edad de la ITV.
    Mar e Lúa, si supiera cocinar…

    Comentario por Pilinguiña — 13 mayo 2008 @ 2:22 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: