Pilinguiña

17 enero 2009

EL PIRATA MILLONARIO (capítulo V)

Filed under: Historias — Pilinguiña @ 4:22 pm

Cuando volví a la mesa del pirata,  éste había desaparecido. Defraudada me largué de aquel super barco con viento fresco. Fresco de cojones pues hacía un frío que pelaba y llovía sin parar. Allí, sola, jodida por el abandono piratil, por no haber llevado abrigo ni coche, con los putos tacones destrozándome los pies, sumida en mi estado de cagoentodoloquesemenea, se me acercó un joven con gorra de plato y sonrisa afectuosa. El muchacho extendió su mano y me rogó que entrara en un cochazo negro, me acomodara y le diera mi dirección. En el asiento de al lado había una nota y una flor. La nota escrita en mayúsculas decía; ¡me encantas!.

El cochazo olía a millones y el chofer estaba cañón. En estos pensamientos me hallaba cuanto reconocí las calles cercanas a mi casa. Ahí, en ese mismo momento volví a la realidad. Le pedí que parara dos manzanas antes. No deseaba dar explicaciones. Perdió el culo para abrirme la puerta y darme la mano cuando salía.

Esa noche dormí en brazos de Pirata soñando lo vivido con melancolía y cierto desasosiego. Mira que no preguntar su nombre. Recordaba que en Preti Guoman él supo la dirección de la Preti por el chofer. Si él quisiera…

Anuncios

1 comentario »

  1. Se sigue poniendo interesante….

    Comentario por Ernesto — 18 enero 2009 @ 6:49 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: